Durante esta pandemia, en nuestra sociedad, han aparecido esos héroes sin capa, esas personas que han decidido día a día, no dejar sus trabajos y entregarse a ellos con mayor tesón por todos nosotros. El pasado domingo 17, algunas redes sociales nos dijeron que era el último día de salir a nuestros balcones para aplaudir, pero ¿Qué es lo que han sentido estas personas durante estos duros días de trabajo?¿Qué sienten ahora que las cosas se están “normalizando”?

Para casi todos ellos, han sido días duros, de grandes cambios, en los que han tenido que ir adaptándose a situaciones nuevas de una forma excepcionalmente rápida y con una incertidumbre por no saber el siguiente paso. Esto les ha generado una situación de estrés, que ahora, después de todo, está empezando a salir, a generar miedo a  volver al estado en el que nos hemos encontrado no hace mucho tiempo.

Podemos observar también, que al tener que estar frente a la situación, en ocasiones, no se han permitido expresar las emociones, la tristeza, el miedo, el enfado… ante lo que estaban viviendo. Y muchos de nosotros, al tratarles como “seres de otra pasta” tampoco se lo hemos permitido, pero…. “Superman también llora”. No son de otra pasta, tienen una gran cantidad de herramientas y son personas muy valientes que se han enfrentado a una de las situaciones más difíciles de los últimos tiempos. Son humanos, que como todos nosotros también se rompen, también sufren y como ellos nos han cuidado este tiempo, ahora que las cosas se normalizan, necesitan que el resto les cuidemos:

  • Que entendamos que se disgusten cuando nos ven saltarnos las medidas de precaución establecidas.
  • Que cumplamos las normas, si no es por nosotros, que deberíamos ser nuestra primera prioridad, por respeto al trabajo que han realizado esas personas.
  • Y lo más importante, que seamos capaces de escuchar sus emociones, sin dejarles de lado porque  las vivencias que nos cuentan nos hace sentir incomodos.

Sigamos respetando su trabajo cuando nos digan; que no hay más citas, que no tiremos las mascarillas al suelo, que no pasemos porque han limpiado, que respetemos la cola sin amontonarnos en la caja, que tenemos que cumplir las normas de seguridad y las leyes, etc. Valoremos, que si esto vuelve a ocurrir, ellos van a volver a sacar sus fuerzas y van a estar para nosotros.

Recordemos que los héroes de esta pandemia son personas, que tienen emociones y que han pasado momentos muy duros y situaciones muy intensas.

Desde Psicomentis queremos ofrecer todo nuestro apoyo a esas personas que han estado al pie del cañón, agradecerles todo su esfuerzo y en el caso de que en este momento esas emociones (miedo, tristeza, enfado, incertidumbre, culpa…) les estén superando, brindarles nuestra ayuda. Recordarles que en nuestras consultas, siempre tendrán un espacio donde dejar de ser héroes y poder volver a ser seres humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.